LA GRÁFICA DE LA SEMANA: EL GASTO PÚBLICO SOCIAL EN EL CICLO 1997-2017


Un diferencial decisivo para los resultados logrados por los tres gobiernos del Frente Amplio (FA), lo constituyó su preocupación por la amalgama entre la construcción de justicia social y el desarrollo económico. De allí la importancia que se le otorgó al Gasto Público Social (GPS). El GPS es una herramienta poderosa para la distribución del ingreso y la consolidación de derechos inalienables de las personas, como lo son la salud, la educación, la vivienda, la seguridad social. Esto comenzó a ser una realidad tangible cuando el FA comenzó a implementar políticas y a afectar presupuesto con esos destinos, de tal forma que:

  • Hoy el GPS constituye el 85% del Gasto Público Total y el 27% del PBI.

  • Por ello, cuando se habla de rebajar el gasto del estado, hay que ser sinceros y decir que tal cosa no se puede hacer sin afectar esos derechos esenciales.

  • En ese sentido, antes que déficit fiscal, preferimos hablar de insuficiencia de recursos para cumplir en un 100% el programa del FA.

  • En la gráfica, hemos deducidos del GPS total, el gasto correspondiente a las Pasividades del BPS. No solamente por la importancia de su volumen, sino especialmente porque tienen una variación que no corresponde enteramente a la voluntad política, pues se ajustan automáticamente siguiendo la evolución de los salarios medios.

  • La gráfica de por sí es lo suficiente elocuente para mostrarnos como esa voluntad política frenteamplista se volcó a partir de 2005 hacia una clara prioridad en la asignación de recursos presupuestales incrementales del GPS.

  • En todo el ciclo económico que atravesamos desde 1997, el GPS aumentó 115% mientras que sin BPS lo hizo en 180%. Pero allí tenemos dos períodos claramente diferenciados. Hasta 2004 el GPS se redujo en un 5% y sin BPS aumentó solamente 10%. Desde allí en adelante, el GPS aumentó 127% y sin BPS 155%

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

EconomíaPolítica.uy