LA GRÁFICA DE LA SEMANA: EL AHORRO DE LOS TRABAJADORES EN LAS AFAP


Desde 1996 una parte muy importante del ahorro de los trabajadores para solventar su retiro jubilatorio, se acumula en el Fondo de Ahorro Previsional (FAP), administrado por las AFAP.

  • Es la principal fuente de ahorro que tiene el país, y que en octubre de 2018 alcanza la cifra de 13.500 millones de dólares. Esta cantidad significa más de la quinta parte del PBI, un 23,3% como lo muestra el cuadro adjunto a la gráfica, y en constante aumento.

  • Este resultado es reflejo fiel de las políticas del Frente Amplio que permitieron el crecimiento del salario y de la ocupación, y junto al descenso de la informalidad (trabajo en negro), aumentaron muchísimo la masa salarial que aporta a la seguridad social.

  • El destino de esta gran fuente de recursos se vuelve una importante clave de la política económica. El ahorro nacional es la fuente primera de la inversión productiva si no queremos continuar de por vida endeudados. Como podemos apreciar en la gráfica, el destino de este fondo a proyectos productivos recién comienza a cobrar importancia a partir de 2010, cuando se crean los instrumentos financieros necesarios para que se realicen con las garantías suficientes.

  • Sin embargo el destino que ha primado ha sido la inversión en instrumentos financieros de la deuda pública nacional, ganando intereses pagados con el presupuesto nacional. Desde 2004 en promedio el 75% del fondo ha sido invertido en bonos del tesoro y letras de regulación monetaria del Banco Central (BCU). Cierto es que el sistema previsional actual dejó al BPS sin una importantísima fuente de recursos, mientras debe solventar a los trabajadores que se siguen jubilando.

  • Mientras ello suceda, será muy difícil que el ahorro de los trabajadores pueda ser fuente de inversión y de empleo. Hoy el FAP acumulado supera en más de un 30% al total de la inversión pública y privada del país, pero contribuye a ésta con menos de un 20%.

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

EconomíaPolítica.uy