La gráfica de la semana: REDUCIR LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS ¿ES TAN FÁCIL COMO DICEN?

August 14, 2019

No hay discurso político de la oposición hoy en Uruguay que no comience por la cuestión fiscal y continúe con la fórmula mágica: reducción del número de funcionarios públicos. Acto seguido se aclara, pero no vamos a tocar la educación, la salud y la seguridad públicas. Lo que no se dice es cuanto pesan en el empleo público los organismos dedicados a prestar dichos servicios.

La gráfica nos muestra que solamente los funcionarios docentes de la educación pública representan el 30% del total de funcionarios, y que junto a la salud (ASSE) y a los funcionarios policiales suman el 50%. Si tenemos en cuenta la autonomía de las intendencias y la relativa de las empresas públicas el margen se reduce a menos de la quinta parte.

Los discursos se han plasmado en los programas. El Partido Nacional afirma que en el quinquenio bajaría el gasto público en 500 millones de dólares, simplemente no cubriendo una parte de las vacantes de funcionarios que se retiran. De acuerdo con los informes de la Oficina Nacional de Servicio Civil sobre Vínculos Laborales (Tabla 25-26), el promedio de vacantes en el período 2014-2018 es de 34.000 funcionarios. A un promedio de $ 30.000 mensuales de salario, la meta de 100 millones de dólares por año implicaría aproximadamente unas 9.000 vacantes no cubiertas cada año. O sea 45.000 funcionarios públicos menos. Qué casualidad, la misma cifra que maneja el economista Talvi, candidato del Partido Colorado.

Pero el asunto no es tan sencillo. Esas 34.000 vacantes, en promedio incluyen 11.000 de personal zafral, temporal, becarios, pasantes, cuya eliminación no significa un ahorro a tener en cuenta. Quedan 23.000 vacantes. Debemos reducir las vacantes que se producen en Las Intendencias, donde el gobierno central no se puede meter. Significan 4.000 menos y quedan 19.000. Finalmente se requiere disminuir este saldo con las vacantes producidas por los organismos de la enseñanza, de la salud y de la seguridad públicas, que promedian en estos cuatro años 13.000 vacantes anuales. Quedarían por lo tanto solo 6.000 vacantes.

Esto quiere decir que aún eliminando o no cubriendo el 100% de esas vacantes que restan, solamente se cubrirían dos terceras de la meta propuesta. Pero aún falta el Ministerio de Defensa Nacional, que genera en promedio 3.500 vacantes, ¿como juegan las alianzas hacia la derecha en este caso? Y no incluimos los 136 liceos de Talvi que aumentan en algunos miles la cantidad de funcionarios!!!

Así que despacito por las piedras, que con promesas engañosas no se resuelve nada, pues basta ver lo que pasa cruzando el río para poner las barbas en remojo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

EconomíaPolítica.uy